Crisis, la justa

Los medios de comunicación somos los primeros que difundimos el mensaje más pernicioso de la crisis: el miedo. Sin duda la economía no anda como debiera, y de ello tenemos efectos palpables a diario. Pero también es cierto que más que la cartera, la crisis ha afectado a nuestro miedo, y lo ha incrementado. Hay gente, mucha, que ha visto cómo su poder adquisitivo no variaba ni un ápice durante estos meses, pero sin embargo ha decidido no gastar. Más vale prevenir que curar, deberán haber pensado, pero aplicando la fábula, la hormiga solamente debe acopiar su despensa en invierno, y no hacer que sea invierno todo el año. Ahorrar está bien, pero no gastar por miedo es una mala decisión. Cuidado, no estoy pidiendo que nos echemos a gastar. Simplemente, que de la crisis, cada uno padezcamos nuestra porción. Ni más ni menos.

Leave a Reply