De nuevo con el dique

Cada vez son más los que ya no permanecen impasibles ante la evolución del dique de Ciutadella. Ahora que Ports de les Illes Balears ha conseguido tumbar hasta la Comisión Balear de Medio Ambiente y seguir adelante con el proyecto bandera de esta legislatura, los abultados números de esta obra empiezan a inquietar a un buen número de personas, cuya intención no es paralizar la obra, sino cuestionar por qué va sumando millones y millones de euros sin ningún obstáculo, y sin que casi ningún partido político alze la voz.

Este periódico hace tiempo que viene informando de cómo el presupuesto real de la obra está cada vez más lejos de aquel que firmaron Ferrovial y el Govern balear de Matas. Se acordarán ustedes que por ese entonces, las obras del dique se adjudicaron por 50,2 millones de euros, y un plazo de ejecución que, de haberse cumplido, habría convertido el dique de Son Blanc en el puerto operativo de Ciutadella desde el pasado verano. A día de hoy, tal como se informaba esta misma semana, el coste seguro de la infraestructura es de 76,6 millones de euros, y nadie duda de que será claramente superior. Un incremento más que notable, que arroja dudas más que razonables en algunos de sus capítulos. El último, los 8,4 millones de euros anunciados para la colocación de otros dos cajones en el dique (actuación avanzada en exclusiva por este periódico).

Cojan ustedes su calculadora. Muchos conocerán la regla de tres, esa operación matemática que compara diferentes operaciones similares. Para estos dos cajones, Ports ha asegurado que hacen falta 8,4 millones de euros. Ahora hagan memoria. Recordarán que en la estructura original del dique se colocaron 14 cajones de los grandes. Y seguramente también tienen presente que el coste total del dique (presupuesto que incluía muchas otras cosas además de los cajones, como explanación de terrenos, construcción de otro dique interior, de un muelle, etc.) fue de 50,2 millones de euros. Apliquen entonces la regla de tres: si dos cajones cuestan 8,4 millones de euros, 14 deberían costar… ¡58,8 millones! Algo aquí no cuadra.

Y es más. En la última inyección de dinero público en las obras del dique, Ports incluyó cuatro millones de euros más para más actuaciones en la infraestructura. Y lo hizo con la boca pequeña, sin anunciarlo de antemano. Este periódico desveló el pasado miércoles que alguna de estas obras que ahora se incluyen en el proyecto ya estaban previstas en el diseño original del dique, y se adjudicaron a Ferrovial. Después, estos proyectos desaparecieron cuando Miquel Àngel Grimalt (conseller de Medio Ambiente con Unió Mallorquina) y Ferrovial pactaron un como mínimo curioso modificado del proyecto que rozó el máximo legal. Es como si se hubiera tenido que aligerar la carga de obras para encajarla en el límite legal y ahora se estén colando mediante proyectos complementarios que, al fin y al cabo, acaban siendo ejecutados por una empresa que, conviene no olvidarlo, llegó a pedir 93 millones de euros para acabar las obras del dique. Esta teoría se está cumpliendo ahora con la concesión, por ejemplo, de un millón de euros para dotar de servicios como luz y agua al dique. A mí que alguien me explique cómo un proyecto como todo un puerto exterior puede salir adelante sin agua y luz. Cuando se pactó el modificado del proyecto entre Grimalt y Ferrovial, ¿se sabía que se eliminaban los servicios de agua y electricidas? Y si era así, ¿cómo pensaban que un puerto iba a funcionar sin estos servicios básicos?

Otra de las dudas que rodea el dique ya fue expresado por un servidor hace casi dos meses, y desde entonces nadie ha aportado ninguna información. A finales de mayo, Ports aseguraba haber pagado ya el 95,5 por ciento del presupuesto total de la obra (sin contar los nuevos cajones ni las obras complementarias anteriormente citadas). Eso implicaba que restaban por pagar solamente 2,6 millones de euros, con los cuales Ferrovial tenía que acabar la obra. Muchos, muchísimos, dudaban que eso fuera posible contemplando el estado de la obra. Y aún a día de hoy esto parece aún más imposible. Por eso, algunos sospechaban que las obras del dique recibirían más dinero público, y acertaron. Ante esta realidad, la pregunta es obligada. ¿De qué sirve tener un presupuesto cerrado, como lo tenía el dique, si se le van añadiendo millones y proyectos complementarios con tanta frecuencia que a uno ya le cuesta saber cuánto se lleva gastado y, sobre todo, cuánto se gastará al final?

Porque ante todo esto, no hay que olvidar que al dique de Ciutadella aún le falta una estación marítima que, tal como informó este periódico en mayo, será reducida para adaptarla a la realidad del dique y, como no, a su presupuesto. Y también faltará la adaptación para que lleguen los cruceros. Y la expropiación del vial que permita a los pasajeros salir del puerto y enfilar hacia Ciutadella o hacia cualquier punto de Menorca. Estos días, las quinielas sobre el coste final del dique son muchas. Es casi conversación obligada en los bares. Algunos dicen que se va a llegar a los 93 millones que pedía Ferrovial. Otros aseguran que se van a superar, y los más pesimistas apuntan hacia 120 millones de euros. ¿Les suena una obra que se adjudicó por unos 50 millones de euros, y que al final acabó pasando los 100? Seguro que han oído hablar de ella, no muy lejos de aquí.

Las dudas sobre el sobrecoste del dique no implican que se quiera parar el proyecto, como muchos aseguran. En foros de internet, son bastantes los que creen que por denunciar el sobrecoste de una obra pública se está atacando a la obra en sí. Eso no es así. En tiempos como los actuales, en que son muchas las entidades que ven recortadas sus subvenciones, funcionarios con nóminas reducidas, y proyectos que no se pueden ejecutar por falta de dinero público, una obra que goza del beneplácito de todos los partidos cuando recibe millones y millones por encima de su presupuesto debería ser centro de atención. Y por eso sorprende aún más el silencio de los grandes partidos ante esta situación. Nadie protesta, todos acatan. ¿Cómo pueden estos políticos obligar a algunos centros de salud, como me consta, a quitar fluorescentes de sus luminarias para ahorrar dinero, y en cambio aportar euros y más euros a una obra pública y, sobre todo, sin que nadie pida control?

Que nadie dude que el dique va a seguir adelante, y deseo que así sea, pero las preguntas sobre este proyecto se van acumulando, y nadie ofrece respuestas. Algunas ya apuntan a futuras nuevos proyectos complementarios en el dique, y las teorías que se manejan asustan. Lo deseable ahora es que el dique se acabe con el menor coste posible, y que al final, sea funcional. Pero lo deseable sería también que alguien pusiera luz en tanta sombra económica. Por el bien de la transparencia y de la eficiencia de la administración pública, esa que tanto se queja de no tener dinero.

2 Responses to “De nuevo con el dique”

  1. Catalina dice:

    ¿Cómo se vende un dique?

    PRIMERO: el proyecto tiene que ser rentable para alguien.
    ¿Para quién? ¿Para algún político de casa que tuvo la “idea”? ¿Qué rentabilidad podía darle?
    Pero un proyecto de esta magnitud necesita del beneplácito y financiación de otros organismos superiores. Quien o quienes podían dar el visto bueno.

    PRIMERO EL HUEVO O LA GALLINA:
    ¿O la “imposición”del proyecto muy elaborado y analizado salio de reuniones mantenidas en Palma? (Entre un grupo de amigos políticos, del mismo partido y presidentes, junto con empresarios)

    SEGUNDO: Un mega proyecto como éste tenía que contar con la aceptación social y política. Para ser políticamente correcto.

    En este caso el dique no contaba ni con la aceptación social ni política. No había consenso.

    TERCERO: En este caso de desacuerdo ¿Qué podían hacer los políticos discordantes con el proyecto?

    Pues tener “un valor de reserva” es decir determinar el punto de indiferencia entre el acuerdo y desacuerdo y su “Batna” era un dique en otro lugar. La zona de posible acuerdo (zopa) vino forzada por “sa rissaga”2006 (Pero en Mallorca a finales de 2004 ya daban por aprobado el espigón exterior del puerto de Ciudadela)
    ¡Todos contentos!

    ADJUDICACION- CONSTRUCCIÖN: Se adjudican las obras, se empiezan, se paran, siguen, aumento de presupuesto, ampliación, duques de Alba, reunión urgente de la comisión de medio ambiente, (adelantada , ya que Fomento tenía previsto hacer público que se paralizarían las obras que no estuvieran terminadas en el 2011) y suma y sigue.

    Y yo sigo dándole vueltas… ¿Para quien o quienes era rentable el dique cuando se aprobó el proyecto? Me parece tener claro que para Menorca no.
    Yo tengo una sospecha, que como simple ciudadana no afiliada a ningún partido político y desconocedora de muchos temas, con toda seguridad estaré equivocadísima.

    AMPLIANDO EL FEUDO:

    Pienso que el dique era muy beneficioso para la política de expansión de los partidos que gobernaban Baleares y España en aquel momento y que actualmente siguen gobernando en la comunidad Valenciana.
    Uno de los centros logísticos que más contribuyen al fortalecimiento de la economía valenciana es el Puerto. La mayor accesibilidad por carretera a Valencia desde Madrid y Castilla-La Mancha mediante la nueva autovía de Valencia, así como en breve al Atlántico sur por Aragón, e incluso la Rioja, mediante la autovía de Sagunto-Zaragoza-Atlántico Sur, fortalecen la vocación de Valencia como centro logístico de Europa del Sur.
    La Generalitat Valenciana continua apostando por el Corredor Mediterráneo, fundamental para el crecimiento económico del puerto de valencia..La conexión marítima de mercancías con Baleares, desvía ya por Valencia el 40% de la carga.
    Las navieras que operan en la comunidad Valenciana y las empresas de centros de logística las gran beneficiadas. Madrid y Valencia son complementarios, hay sinergias entre ellos. Para Valencia va a tener una gran importancia la conexión con Lisboa conectará con América.
    Si vas del oeste de China al Este de EEUU o desde cualquier parte de China a Suramérica, la ruta más corta es por Europa (España-Valencia-Madrid-Lisboa).

    ¿Cómo nos vendieron el dique?

    Flash back: (conversación ficticia- o no- en algún despacho de Mallorca) –
    -Pensar chicos que tenemos el “Hinterland” primario perfectamente definido teniendo como secundarios a Menorca e Ibiza. Asignaremos al puerto de Alcudia como líder de las conexiones entre Mallorca y Menorca. El 80% son mercancías que nos llegar y el 20% que salen. El gas natural en Mallorca reducirá el transporte de combustible. Según el estudio realizado por los ingenieros y la naviera acogidos en el proyecto “profit”, que nos han pasado, el puerto de Mahón presenta problemas de calado para los buques de carga superiores a 170m. El espigón de “ponent” permitirá atracar buques de 210 m. Ro-Ro con configuración Ropopax que lideraran el transporte de mercaderías los próximos años. La demanda de estas compañías es colocar el producto en el momento y lugar al menor coste. La principal actividad de carga y descarga tendrá que realizarse en un mínimo de tiempo. Los grandes cruceros no tendrán cabida ya está previsto en el puerto de Palma. Bla bla bla.
    A los menorquines podrán vendérselo sus políticos como que el puerto de Ciudadela no es seguro… que necesitan infraestructuras para el turismo… que los de la lista de espera tendrán amarre… que vendrán muuuchos cruceros y ganaran dinero… que ya esta bien que Mahon tenga puerto y ellos no… Los del ayuntamiento (de los nuestros) están encantados y engañados con la idea. Bla bla bla Será fácil…

    (Unos meses más tarde)- Bravo!!! Han picado incluso los otros.

    Ya tenemos el dique que nos hacía falta en Mallorca-Alcudia para la sinergía que nos une a nuestros amigos valencianos. Ellos (los Valencianos) podrán seguir con su expansión y nosotros en Mallorca con el monopolio de distribución de mercancías en las Baleares, los cruceros y los megayates.
    El dique más cerquita de nuestro feudo nos permitirá controlar todo el transito de mercaderías. Buen trabajo chicos!!! Más adelante tendremos que pensar en el desdoblamiento de la carretera que nos hará falta en Menorca para colocar la mercancía que distribuiremos desde Alcudia.

    MI CONCLUSIÓN

    La idea del dique SURGIO DESDE EL GOBIERNO CENTRAL BALEARES Y VALENCIA, QUE GOVERNABAN EN AQUELLAS FECHAS… Pero seguramente estoy equivocadísima en todo.

  2. fest dice:

    fest…

    […]De nuevo con el dique « Tot pujant la Costa Nova[…]…

Leave a Reply